Nuestra Bandera

Simboliza a través de sus colores la esperanza (la fe en nuestro Señor Jesucristo), la pureza (la santidad que se fomenta en nuestra juventud a través de la amistad con el espíritu Santo) y la sabiduría (que proviene de lo alto de nuestro Dios Creador).